domingo, 17 de marzo de 2013

PARADA EN PUERTO ARISTA Y VUELTA A TUXTLA GUTIERREZ


Sahara jugando en la Boca del Cielo, con un montón de aves marinas en la parte derecha de la foto

Puerto Arista es una pequeña área protegida que conserva el tramo de playa de 30 kilómetros comprendido entre las bocanas de Boca del Cielo y Paredes, sus lagunas costeras y los manglares que las rodean, un poco más al norte de la Reserva de la Biosfera de La Encrucijada.

Laguna costera, rodeada de manglares


Merendando a la puesta de sol
Llegamos por la tarde al campamento tortuguero que se encuentra en la zona, donde nos esperan, ya que Rafa avisó de que queríamos hacer una parada aquí para conocer el área y pidió permiso para que nos quedemos en las instalaciones de forma gratuita. Nos acomodamos en una cabaña a pie de playa en la que tenemos hasta un cañón proyector, del que haremos uso a menudo durante nuestra estancia.


Nyctibius jamaicensis

La primera noche, mientras Sahara duerme, salimos a hacer un recorrido foqueando con las linternas y tenemos la suerte de ver un tlacuache de cuatro ojos (Philander opossum), dos zorros grises (Urocyon cinereoargenteus) y un nictibio común (Nyctibius jamaicensis), así que con estos resultados, decidimos quedarnos un par de días más y repetir los foqueos cada noche.



La mañana siguiente quedamos con Gerardo, el guarda de la reserva, para salir con él después del desayuno y recorrer en quad los 15 kilómetros que nos separan de la Bocana del Paredón, a ver si vemos algunas  aves limícolas en la playa. No hay mucha suerte con los pájaros, pero por el camino vemos bastantes cadáveres de tortugas loras (Lepidochelys olivacea), peces globo espinosos (Diodon holocanthus), piqueros (Sula sp.), pelícanos pardos (Pelecanus occidentalis) y un puercoespín (Sphiggurus mexicanus), de los que aprovechamos varios cráneos y las espinas del puercoespín. 


Una de las tortugas loras que encontramos muertas 


Además, atrapamos para la comida un róbalo agonizante que nadaba en la orilla tras escaparse de una red de pesca y que, por cierto, estaba muy bueno.

Por la tarde visitamos en quad la laguna de los manglares, donde vemos una gran cantidad de limícolas y otras aves acuáticas, algunas de ellas nuevas para nosotros. Después de la cena repetimos foqueo, esta vez en el quad, y vemos un mochuelo (Glaucidium brasilianum) y un mamífero sin identificar que por su silueta y sus movimientos bien podría ser una taira (Eira barbara), aunque se queda sin confirmar, pues se escapa mientras nos acercamos.

Nuestro último día en Puerto Arista visitamos la Bocana de la Boca del Cielo, también con Gerardo en el quad, y vemos una gran concentración de gaviotas (Larus atricilla) y distintas especies de charranes (Sterna sp.), entre otras aves acuáticas.
Sahara se lo pasa de miedo jugando y bañándose en los charcos dejados por la marea, aprovechándolos hasta el último momento.



El foqueo nocturno nos proporciona buenas observaciones de una tarántula, una mofeta (Mephitis macroura) y un mapache (Procion lotor), además del nictibio del otro día, así que nos vamos de vuelta a Tuxtla Gutiérrez bien contentos de los resultados conseguidos con este método en los potreros y selva baja de Puerto Arista.

Tarántula
                                                     
                                                               Más fotitos de nuestros días en Puerto Arista:


La playa

Conduciendo el quad

Allí están...

Recogiendo espinas de puercoespín










Distintas especies de limícolas en la laguna





Cadáver de tortuga en la playa

Nictibio común

Mapache subido a un árbol

...y hasta la próxima!!


                      Vídeo de la Boca del Cielo, con un montón de gaviotas y charranes en la orilla:
video

Limícolas en la laguna:
video




No hay comentarios:

Publicar un comentario